Gracias al programa, los delfines del acuario de Santa Marta podrían vivir en libertad

Las visitas de turistas y embarcaciones a las playas de la ciudad de Santa Marta, Colombia, han disminuido drásticamente, gracias a la cuarentena provocada por el coronavirus, lo que a permitido que ocho delfines participantes del programa de inserción del acuario de la ciudad hayan podido salir al mar e interactuar con otras especies.

Normalmente, los delfines realizaban paseos matutinos acompañados de una lancha con el equipo del acuario, pero debido a la cuarentena, pueden interactuar más con el mundo marino a lo que se les permite salir del espacio al que están acostumbrados en el acuario.

La iniciativa llamada ‘A mar abierto’ aplicada en el acuario desde hace seis meses, se ha implementado con ocho delfines de las especies nariz de botella y costero, con el fin de que aprendan a relacionarse entre sí, y con su entorno, para poder reinsertarlos en su hábitat natural.

«El proyecto nace de un viaje que realizamos al acuario de Curazao, en donde vimos una actividad similar. Esa experiencia quisimos aplicarla en Santa Marta buscando un espacio de esparcimiento, bienestar e interacción de los delfines con el medio natural”, «En el acuario pensamos que el mejor escenario posible es que alguno de los delfines pueda reintegrarse y ser aceptado por una manada de vida libre”, dijo Kattya Sanguino, gerente de Acuario de Santa Marta.

Desde hace cinco años en el Acuario de Santa Marta funciona el primer y único centro de atención y rehabilitación de animales marinos de Colombia. El centro actualmente cuida a más de 1.000 animales, de 80 especies diferentes, que han sido decomisados o rescatados en diferentes operativos de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag). 

Esperemos que todos los animales que han llegado al centro, tengan la oportunidad de volver a vivir en libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *